CORTEROS DE CAÑA ESCLAVISMO O MECANIZACIÓN

CORTEROS DE CAÑA ESCLAVISMO O MECANIZACION

EN TIEMPOS DE DICTADURA

“Yo he visto cosas que vosotros no creerías, naves de ataque ardiendo más allá de Orión, he visto rayos C, brillar en la oscuridad cerca de la puerta de Tannhauser. Todos esos momentos se perderán en el tiempo… como lagrimas en la lluvia… es hora de morir.” Blade Runner

Por Berenice Celeyta – Asociación Nomadesc

Ha pasado un año de la valerosa lucha que protagonizaron los trabajadores de la Caña de Azúcar en el Valle del Cauca, sin embargo las condiciones laborales continúan siendo extremadamente difíciles y hoy el gobierno colombiano y Asocaña amenazan con mecanizar la industria si los obreros cañeros insisten en buscar mejores condiciones laborales basadas en la contratación directa, el reconocimiento y cumplimiento de la convención colectiva. Esta propuesta de mecanizar la industria fue hecha por los dueños del negocio de la caña amparados por el Gobierno de Álvaro Uribe Vélez, quienes se negaron rotundamente a dar salida al pliego de peticiones que los trabajadores presentaron al gremio azucarero en septiembre del 2008. El mensaje de ASOCAÑA fue directo, o se someten a la esclavitud o mecanizamos la industria.

Días después, que los directivos de Asocaña, anunciaran que de continuar las protestas entrarían en un proceso de Mecanización y despido de trabajadores, Álvaro Uribe Vélez, al ser requerido por los corteros para que se pronunciara sobre la grave situación de este sector y las alternativas laborales de los trabajadores frente a la tercerizacion laboral, sentencio: “yo creo que cortar caña manualmente hoy, todavía es un oficio de esclavitud, ojala pudiéramos entregarles una alternativa de un empleo mas humano y poder mecanizar lo que es la recolección de la caña”. (Debate con la Minga de Resistencia Social y Comunitaria Territorio de paz, dialogo y convivencia, La Maria Piendamo, Noviembre 2 de 2008)

El tratamiento militar ordenado por el gobierno ante el problema laboral y social de los corteros de caña, pone al descubierto lo que esconde la política económica y de seguridad democrática de este Gobierno. Del 15 de septiembre al 13 de Noviembre de 2008, fue sorprendente ver como las reclamaciones legítimas basadas en normas nacionales e internacionales como el derecho de asociación, movilización, protesta y huelga, fueron respondidas con un impresionante despliegue de tropa del Ejercito Nacional y miembros del Escuadrón Móvil Antidisturbios, ESMAD. A las plantaciones y fábricas llegaban tanques de guerra, helicópteros artillados que se aprovisionaban de combustible dentro de los ingenios. Uno de los hechos mas escalofriantes fue ver como los agentes del ESMAD, rompían las puertas de las viviendas de los habitantes del Municipio de Candelaria Valle del Cauca y luego con una Pacora que le había sido arrebatada a uno de los corteros de caña macheteaban a un habitante de esta población.

El descaro de este gobierno no tiene límites, el Ministro de la Protección Social Diego Palacios para deslegitimar la protesta, no tuvo más argumentos que decir “los obreros bajo este régimen de contratación se convierten en empresarios y es ilógico que los empresarios entren en huelga”. Como si fuera poco el Ex ministro de Agricultura, Andrés Felipe Arias y el presidente de Asocaña, Luís Fernando Londoño, en tono amenazante manifestaron que “fuerzas oscuras” y/o extrañas están detrás del la protesta”. Aseveración que justifico el crudo ataque a los trabajadores por parte de miembros del Escuadrón Móvil Antidisturbios ESMAD, dejando como consecuencia 40 obreros heridos de gravedad y el posterior montaje judicial que privo ilegalmente de la libertad a dos trabajadores y dos asesores de la negociación.

FABIO OLAYA, Directivo de Sinaltrainal, quien conoce a fondo toda esta problemática manifiesta que “la mecanización, es una definición de ASOCAÑA y del Gobierno Colombiano y se esta aplicando mas rápido de lo que esperamos. Actualmente en los 13 ingenios están operando 63 maquinas de corte y cada una desplaza 120 trabajadores y de esos solo quedan cuatro trabajadores: dos maquinistas y dos picadores” De cada diez trabajadores seis quedarían desempleados, es decir un 60% de los trabajadores de la industria de la Caña de azúcar entrarían a engrosar las cifras de desempleo en el País.

El proceso de mecanización esta siendo muy acelerado: El año pasado se estaba produciendo diariamente un millón cincuenta mil litros de etanol, Asocaña había anunciado doblar la producción para el año 2010, sin embargo ya llegaron a esa cifra de producción, es decir dos millones cien mil litros diarios, lo que deja claro que ya están operando las maquinas.

Los actos del ejecutivo, el legislativo y la fuerza pública, apuntan a un solo propósito mantener los beneficios de cinco familias y cuatro grandes grupos económicos, en contra de los derechos de catorce mil trabajadores directos que laboran en condiciones de esclavitud y de un pueblo que se consume en la pobreza en medio de la opulencia de las familias Ardila Lule, Caicedo González, Hurtado Holguín, Salcedo Borrero. En la actualidad 220.000 hectáreas de tierra están sembradas de Caña de Azúcar principalmente en el valle del Cauca y en menor proporción en el departamento del Cauca. Asocaña proyecta para los próximos años cultivar por lo menos 10.000 hectáreas más y extender este monocultivo a la Costa Atlántica, Tolima, Huila y Llanos Orientales.

La tercerización laboral y la mecanización de las industrias afectan a millones de trabajadores en todo el mundo. Este modelo económico va marchando a pasos agigantados a una doble esclavitud, la del hombre y la de maquina, para que los dos permanezcan subordinados, el que intente escapar pude morir como en la película Blade Runner, la robotización de las industrias pretende remplazar al hombre por la maquina.

Por ello en este caso es menester recordar la asamblea permanente con cese de actividades de catorce mil obreros de la Industria de la Caña de Azúcar, una lucha digna que duro 58 días y consiguió profundizar el debate nacional sobre la política económica del actual gobierno y el sistema oprobioso de contratación de las llamadas Cooperativas de Trabajo Asociado.

Cooperativas, que explotan la fuerza de trabajo de laboriosos hombres que se dedican al cultivo, cosecha, riego, limpia, corte, recolección de caña y manejo de químicos para la producción de etanol, azúcar y alcohol carburante. Hombres fuertes y valerosos que trabajan a destajo, entre 12 a 14 horas diarias, por menos de un salario mínimo, no poseen garantías laborales, salario justo, prestaciones sociales, ni afiliación a la seguridad social. Sus familias reciben todo el peso social de esta injusta contratación, la mayoría de los niños en edad escolar no han podido ingresar a estudiar, por que sus salarios no alcanzan para la compra de útiles, uniformes y mucho menos para un trasporte.

Para los trabajadores de este sector, la pasada lucha, más que lograr acuerdos frente a los puntos del pliego de peticiones, el cumplimiento de la legislación nacional e internacional o la aplicación de normas contenidas en el código sustantivo del Trabajo, logro poner en evidencia un modelo que esta llamado al fracaso y sentar en la mesa de negociación a los representantes del monopolio del etanol, la industria azucarera y al Gobierno Nacional para que dieran la cara ante el mundo por las graves violaciones a los derechos de los trabajadores, por promover el esclavismo y lo que es peor por responder con la acción desmedida de las fuerzas militares y el ESMAD a un conflicto laboral y social.

La mecanización en la Industria de la Caña de azúcar y de todos los demás sectores pretende que los obreros terminen enajenados, sin capacidad de decisión sobre su proceso productivo y mucho menos sobre su propio destino. ¿Qué nos hace humanos? es la pregunta que todos debemos contestar.

Fabio Olaya tiene claro que la lucha por la contratación directa y la convención colectiva continua y es posible ganarla. Dice con tono fuerte y decidido: “hace pocos días los trabajadores del Municipio El Paso, en el Departamento del Cesar, rompieron el cerco de las Cooperativas de Trabajo y lograron se les aceptara la contratación directa. Por otro lado la Organización Internacional del Trabajo OIT, exigió al Gobierno Colombiano respetar el derecho de asociación y sindicalización de los obreros que hacen parte de las Cooperativas de Trabajo Asociado.” Como podemos ver estos son pasos muy importantes para demostrar que el neoliberalismo, el esclavismo y la mecanización no pueden ganar la batalla de los derechos del hombre.

0 comments on “CORTEROS DE CAÑA ESCLAVISMO O MECANIZACIÓNAdd yours →

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *